Los petroglifos de Pusharo

El Valle del Palotoa y su Medio Natural

Algunos datos geográficos básicos sobre la zona de los petroglifos de Pusharo: el río Palotoa nace en la cordillera del Piñi-Piñi, a 1.000 metros de altitud aproximadamente. Nace del sistema hidrográfico de los ríos Piñi-Piñi, Maestrón y Callanca y corre del noroeste al sureste hasta el último pequeño contrafuerte andino que constituye el pongo de Palotoa, o pongo de Meganto, luego se extiende en un valle abierto hasta su desembocadura en el río Alto Madre de Dios, al nivel de Shintuya.


El valle del Palotoa y la localización de los petroglifos de Pusharo. © Google Earth – Dmapas – 2009
El valle del Palotoa y la localización de los petroglifos de Pusharo. © Google Earth – Dmapas – 2009

El río, flanqueado de bajas y medianas terrazas, se estira por un lecho de grava y cantos rodados, que a veces queda reemplazado por profundos tramos recorridos por grandes bloques de rocas y peligrosos rápidos que complican notablemente la navegación. Durante la temporada seca, de mayo a setiembre, sus aguas límpidas y transparentes son relativamente tranquilas. Mientras que durante la temporada de lluvias, de octubre a abril, las precipitaciones torrenciales casi diarias transforman el Palotoa en un río que burbujea y que ruge, de color chocolate y que arrastra árboles desarraigados. Las playas de guijarros desaparecen entonces y el desembarcadero de Santa Cruz se reduce, en particular, a una piel de zapa.

Entre la comunidad machiguengaTribu india hospitalaria del Madre de Dios que habita la región del Pantiacolla de Palotoa-Teparo y el sitio de Pusharo, el río Palotoa se divide a veces en dos o tres brazos secundarios, incluso aún más, antes de reunirse de nuevo poco antes de los petroglifos. Estas divisiones hidrográficas toman el nombre de anastomosis fluviales. En tiempo de crecida, el caudal del río hasta puede sumergir parcialmente los petroglifos de la pared principal. De ahí la urgencia de adoptar un plan de protección del sitio.

Gracias a su situación relativamente próxima a la cuenca amazónica, el clima de la zona de Pusharo es cálido y húmedo con una temperatura promedia anual que varía de 17° C a 22,5° C y precipitaciones comprendidas entre 1.500 y 3.500 milímetros. El vapor del agua producida por la masa vegetal se condensa y viene a veces a concentrarse en los contrafuertes andinos, lo que acarrea entonces fuertes chaparrones. En temporada seca, las precipitaciones siguen siendo relativamente raras y las temperaturas son más bajas. En temporada de lluvias, en cambio, las temperaturas son más elevadas y se nota un aumento bastante neto de la pluviometría y de la evapotranspiración. Se observa no obstante, desde el principio de este nuevo siglo, cierta precocidad de las precipitaciones, que parecen cada vez más frecuentes a partir del mes de agosto.

De manera más general, el medio ecológico del sector de Pusharo corresponde a una zona de transición: la de la selva húmeda subtropical, o bosque de niebla caracterizado por la presencia frecuente de neblina, el que se convierte en bosque lluvioso subtropical hacia la frontera brasileña y la cuenca amazónica propiamente dicha.

 

© Thierry Jamin 2008-2017 - Menciones legales - Realizado por : Prodiris