Los petroglifos de Pusharo

Tres sectores… ¡y tal vez más!

Las raras publicaciones existentes hoy sobre Pusharo no mencionan generalmente más que la pared descubierta en 1921 por Cenitagoya. Muy pocas de ellas evocan la existencia de una segunda pared y casi ninguna menciona una tercera, localizada frente a la pared principal, en la otra orilla del río Palotoa. Hace años que los Nativos del Palotoa nos hablaban de su presencia, pero deberemos esperar el 2006 para localizar esta última de manera precisa. No se trata, en realidad, más que de algunas figuras geométricas, a nuestro modo de ver de importancia secundaria.


Localización de la zona arqueológica de Pusharo y del pongo de Meganto o Pusharo. © F.A.P. - 1985
Localización de la zona arqueológica de Pusharo y del pongo de Meganto o Pusharo. © F.A.P. - 1985

Estos tres sectores se sitúan a la entrada del pongo de Meganto o de Pusharo, que da acceso al territorio supuesto del Gran Paititi. Contra las afirmaciones erróneas del Señor Rainer Hostnig, que afirma que la pared del Sector II fue descubierta por Santiago Yábar y Carlos Neuenschwander en 1983, son de verdad Nicole y Herbert Cartagena quienes, a partir de 1978, indicaron por primera vez la existencia de estos nuevos petroglifos.Como lo atestiguan sin ambigüedad el informe que entregaron el mismo año al INC-Cusco y su libro, Paititi dernier refuge des Incas, op. cit., publicado en 1981

La pared del Sector I-A está situada en la orilla derecha del río Palotoa, a algunas decenas de metros del río, en la base de una escarpadura rocosa de unos treinta metros de altura. Su orientación es Noroeste-Sureste. Este lugar constituye una "puerta" natural que da, un kilómetro más lejos, al pongo de Meganto.

Vista general de los sectores I-A e I-B. (Foto: Thierry Jamin, agosto de 2006)
Vista general de los sectores I-A e I-B. (Foto: Thierry Jamin, agosto de 2006)

Esta pared corresponde por otro lado a una roca escarpada que pertenece al acantilado principal, al pie del cual se extienden una playa y una especie de cala que favorece los remolinos, hoy llenada con arena y con légamo. Esta playa se habrá formado durante los treinta últimos años, ya que existen diversos testimonios fotográficos que se remontan a los años 40 y que muestran la pared principal de Pusharo en un nivel superior de más o menos dos metros.

 

© Thierry Jamin 2008-2017 - Menciones legales - Realizado por : Prodiris