Los petroglifos de Pusharo

Presentación General del Departamento

Algunos datos sobre este departamento de Madre de Dios donde se encuentra el complejo arqueológico de Pusharo.

El departamento de Madre de Dios con Google Earth
El departamento de Madre de Dios con Google Earth

Perteneciente al antiguo espacio incaico conocido como el del Antisuyo, el departamento de Madre de Dios se encuentra ubicado al sureste del territorio nacional peruano, entre los paralelos 9° 55’ y 13° 20 de latitud sur y los meridianos 68° 39’ y 72° 23’ de longitud oeste.

El nombre de Madre de Dios aparece en los años 1825-1848 y estaría relacionado, según el sacerdote dominico Pío Aza, con una leyenda que figura en los archivos de Paucartambo, departamento de Cusco, en relación con la imagen de una virgen que se encuentro en una de las riberas. Seguramente esta imagen haya sido parte de una de las tantas embarcaciones utilizadas por los expedicionarios para explorar su territorio, destacándose entre ellos los de la familia Maldonado: Diego Maldonado (1546), Juan Álvarez de Maldonado (1556) y Faustino Maldonado (1860).

Las limites políticos y naturales

Las limites políticos y naturales del departamento de Madre de Dios se organizan por el este, con Bolivia; por el norte, con la República Federal del Brasil et el departamento peruano de Ucayali; por el oeste, con los departamentos de Cusco y Ucayali; y por el sur con los departamentos de Cusco y Puno.

Las limites politicos y naturales del departamento de Madre de Dios
Las limites politicos y naturales del departamento de Madre de Dios

Por el este, el límite natural con Bolivia se encuentra constituido inicialmente por el curso del río Heath, el cual desemboca en el Madre de Dios. Luego, del encuentro, y ya sobre la margen izquierda del río Madre de Dios, el límite prosigue por una línea geodésica y se extiende por cerca de 72,5 kilómetros hasta su encuentro con el río Manuripe. El límite prosigue por otra línea geodésica y se extiende por cerca de 123,6 kilómetros hasta su encuentro con el río Acre –hito Iñapari.

Con el Brasil, el límite natural empieza con el hito de Iñapari y prosigue por el curso del río Acre hasta su naciente principal. Desde este punto, el límite sigue una línea geodésica y se extiende por cerca de 12,3 kilómetros hasta su encuentro con el paralelo 11° 00’ 00’’. A partir de este punto, y tomando en consideración como “Intersección meridiano con naciente del rio Shambuyacu”, el límite prosigue en dirección norte por cerca de 119,8 kilómetros, con lo que se llega al final de los límites internacionales de Madre de Dios.

A partir del meridiano 70° 37’ 15’’, el límite de Madre de Dios con el departamento de Ucayali se inicia 5,5 kilómetros al sur de la naciente del río Shambuyacu. De allí, se dirige hacia el suroeste y sube por pequeñas colinas que sirven de cabeceras de cuenca a ríos como el Chandelss, Yaco, Tahuamanu y Las Piedras. Con el departamento de Cusco, el límite natural comienza en unas colinas de poca altitud y escasa pendiente que forman la divisoria de aguas entre ríos de diferentes cuencas: río Cashpajalí, afluente del Manú, y río Serjaí, afluente del Urubamba. Esta zona de colinas, conocida bajo el nombre de Istmo de Fitzcarrald, se prolonga hacia el sureste y empieza a ganar altura como parte de las estribaciones de la cordillera subandina.

Estando sobre las líneas de cumbre de estas últimas, la línea que hace de límite natural vira hacia el suroeste para formar parte del extremo oriental de la cordillera de Vilcagonga, localmente conocida como cordillera de Paucartambo. Aquí, el denominado Cerro La Merced (3.932 m.s.n.m.), cubierto de vegetación de ceja de selva, es el punto más alto del departamento, así como del Parque Nacional del Manú.
A continuación, la demarcación desciende por el río Piñi Piñi hasta su encuentro con el río Pilcopata –fuentes del río Alto Madre de Dios; tras cruzarlo, el límite remonta el río Carbón –también afluente del río Pilcopata- y prosigue por la línea de cumbres de los contrafuertes más orientales de la cordillera de Ausangate hasta su encuentro con el río Inambari.

A 16 kilómetros del primer encuentro con el río Inambari se inicia el límite con el departamento de Puno. Tras dejar las turbulentas aguas del Inambari, la demarcación territorial vuelve a ganar altura cuando sube por las crestas de los contrafuertes más septentrionales de la cordillera de Carabaya o Sandia hasta encontrarse finalmente, luego de un rápido descenso, con las caudalosas aguas del río Tambopata. En esta parte, el límite natural adopta nuevamente la forma de una línea geodésica y, tras recorrer 92,5 kilómetros en esa dirección, termina por encontrarse con las nacientes del río Heath.

 

© Thierry Jamin 2008-2014 - Menciones legales - Realizado por : Prodiris